Mendoza, Argentina

Mendoza es considerada un terreno privilegiado para los viñedos.
Suelos arenosos y pedregosos bien aireados, días soleados y noches frescas con amplitud térmica logran la maduración óptima de las uvas, logrando que cada varietal exprese en forma fiel sus características de aroma y sabor.

Los viñedos suelen ubicarse a las alturas que median entre los 600 y 1000 mts. sobre el nivel del mar, siendo una altura ideal que evita el uso de agroquímicos.
El régimen de lluvias es escaso y fundamentalmente se producen en invierno. En general las aguas provenientes de deshielo de alta montaña son utilizadas para el riego, estando estas libres de contaminación.